Desterrados por las piedras. 

En el año 1900 la vinicultura era la principal riqueza de Sobrarbe, hoy apenas quedan 10 viñas.

Estamos en Moliniás, una finca vitícola deshabitada el 15 de mayo de 1964.

En 2020, volvimos a plantar viña para recuperar la historia del lugar.

Personas, paisaje y tradición.

Te proponemos una visita para conocer en primera persona como lo hacemos.

Una finca de montaña salvaje, un lugar difícil de describir,

nosotros no podemos, nuestros clientes tampoco.

Si vienes, lo compruebas.

Si no estas convencido te contamos más.

      1. ¿De qué va esta experiencia?

Te cuento,

Igual has estado en otras visitas a bodegas o viñedos, o quizás no.

Te lo digo porque esto no se parece.
Es una visita larga, para grupos pequeños, en los que poder hablar de tú a tú con todos los visitantes,

¿por qué?

Mira, somos Nico y Rebe, junto a unos amigos, en 2020 empezamos a plantar viñas en una finca que el 15 de mayo de 1964 se deshabitó, pero que hasta entonces y durante siglos cultivó viñas y elaboró vinos.

La pobreza y la exigencia y dureza de la vida en la montaña hizo que sus habitantes se fueran en busca de algo mejor.

Cuando empezamos, no lo sabíamos.

Tampoco sabíamos que esta comarca que estás visitando, el Sobrarbe, prácticamente vivía de la viñahasta el año 1.900, pero la filoxera, la guerra y la despoblación acabaron con todo el viñedo.

Para que cada una sea una oportunidad de transmitir y compartir esta historia.

      1. ¿Cómo funciona?

Muy sencillo.

Haces tu reserva por la web, te llega un correo con la hora, la fecha y el lugar.

Llegas allí

(puntual, sólo damos 5 minutos de cortesía por si hay tráfico de tractores)

y del resto, nos encargamos nosotros

Tu solo tendrás que venir en la hora y fecha acordada y disfrutar, o aprender.

      1. ¿Hay otra experiencia como esta?

No lo sé, pero no lo creo.

Somos los únicos que estamos recuperando viejas variedades de cepas en Sobrarbe, ya desaparecidas.

En Casa Vinícola Moliniás, ya elaboraban en el SXIX y antes, 11000 litros de vino, nuestra producción.

Una casa vinícola auténtica.

      1. ¿Te cuento un poco más?

Venga, un poco, pero sin desvelar ninguna sorpresa.

Nos encontraremos junto a Casa Moliniás, un edificio que empezó a construirse allá por el siglo XV.

Tras poneros en situación, daremos un relajado paseo por el viñedo, y en él, os iremos contando todas las cagadas que hemos hecho, y por qué ha sido imprescindible hacerlo.

La experiencia empieza con una cata en la antigua herrería de la casa. Aquí la cata es sorpresa.

Después, visitaremos el viñedo y explicaremos como la hemos cagado tantas veces y porque gracias a eso, hoy estamos aquí.

Acabaremos la visita y cata con 4 vinos en el Catacielos.

Un mirador astronómico sobre un montón de piedras.

Cataremos vinos de viñas viejas de Sobrarbe, algunas tienen mucho más de 100 años.

Viñas que resistieron a la filoxera, la guerra y la despoblación.

De las pocas viñas viejas que hoy hay en Sobrarbe.

      1. ¿Cómo son los vinos?

Elaboramos el vino de montaña con la mínima intervención posible.

Para nosotros es tan importante el contexto de un vino como el líquido que lleva dentro.

Vinos que representan todo un ecosistema, una forma de vida.

Orografía, clima, suelos, cepas, animales y personas.

Modos de vida.

      1. ¿Puede ir todo el mundo?

Es un paseo relajado, pero por el campo, hay que andar un poquito y subir alguna escalera.

Te aconsejo que traigas chaqueta o camisa, aunque haga calor estos días y gafas de sol.

      1. ¿Cuál es el precio?

60€ por persona.

¿Que incluye?

      • 3h de aprendizaje o disfrute. O las dos.
      • 4 vinos que representan un ecosistema, 4 paisajes.
      • Dos catas, dos sorpresas.
      • Un picoteo para acompañar el momento.
      • Y un paisaje difícil de describir con palabras.
      • Un escenario increíble para dar envidia en Instagram.

Si te atreves a venir,

Te aconsejo que, si estás interesado, lo hagas pronto.

Las plazas son limitadas,
las fechas también.