Te va a tocar esperar para probar este vino. 

Quiero que sepas cómo funciona:

pagas ahora el vino y tardas unos meses en recibirlo.

Ni siquiera sabrás exactamente cuando te va a llegar.

Pero lo mejor de todo es que merece la pena.

La mayoría de la gente compra compulsivamente, pero los amantes del vino saben esperar.

Esto puede que te interese, es importante:

El 26 de junio de 1.900, una editorial en el Diario de Huesca pedía ayuda al gobernador provincial porque la filoxera estaba arrasando con la viticultura en el reino de Sobrarbe, fuente principal de riqueza en “este tan decantado reino”.

Unos 20 años más tarde, en 1920 se plantó la primera de las dos viñas de donde sale DIAPLES.

Tras eso, la guerra, la posguerra y el hambre.

Años durísimos, en los que, quién sabe cómo, se las arreglaron para seguir cultivando y manteniendo viva la viña.

En los años 50, con lo peor de la posguerra ya dejado atrás, Abizanda, el Sobrarbe y todas las zonas rurales de España, pero muy especialmente las de montaña, donde la vida era más dura, sufrieron una despoblación masiva hacia las ciudades.

En busca de un futuro mejor.

La comarca de Sobrarbe, donde nos encontramos, pasó de 26.000 habitantes a 4.000 en unas pocas décadas. Con ello, miles de casas vacías, abandonadas y caídas. Y con ellas, miles de cepas arrancadas u olvidadas. 

En ese momento, cuando menos gente había, se plantó la segunda de las viñas.

Aún quedaba más.

Los pocos que se quedaron y siguieron trabajando la tierra, cambiaron sus cultivos por la existencia de maquinaria moderna. Otros miles de cepas arrancados.

Estas no.

Los hermanos Aniés siguieron trabajándolas como habían hecho su padre y su abuelo. Hasta agosto de 2.022.  Con 89 y 91 años respectivamente. Ya estaban agotados, y por fin, accedieron a vendernos las uvas y alquilarnos las viñas.

Estas viñas han sobrevivido a infinidad de suertes. La gente que las plantó las ha seguido cuidando con esmero, si no, no estarían aquí.

Me atrevo a asegurar que esperar dos o tres meses para recibir este vino no es demasiado.

Diciembre de 2023, Casa Vinícola Moliniás,

Cito textualmente

“Si he hecho descubrimientos invaluables ha sido más por tener paciencia que cualquier otro talento.”  Isaac Newton

Vendrán añadas distintas.

Más precisas, más complejas.

Pero ninguna como esta.

Los Aníes en la viña, y nosotros en la bodega.

Sin duda, nuestra añada favorita.

    • Un vino elaborado con mínima intervención para expresar su ecosistema cuándo lo pruebes. Para sentir el paisaje, con un rosario de variedades, algunas conocidas, otras por descubrir. Todas elaboradas conjuntamente con levaduras autóctonas, silvestres.
    • Un vino de muy poca producción: 2.200 botellas de vino tinto DIAPLES, con un cupo disponible de 730 botellas. 1470 ya están reservadas.
    • Un tinto fresco, liviano y cítrico. Rubí pálido. Fruta roja crujiente, violetas y flor de naranjo. Un tinto versátil y gastronómico
    • La razón por la que la mayoría de los amantes del vino saben esperar y el resto no, es porque los primeros saben disfrutar la espera, el camino. Llegar a una cima no sería igual de satisfactorio sin cada uno de los pasos anteriores.

Si reservas tu botella ahora, por la espera, te enviamos un audio con la entrevista que Nico a hace a Andrés Aniés un domingo por la tarde en su cocina.

Andrés tiene 90 años. En el audio habla sobre su pasado. 

La guerra, la viña y la familia.

Un audio que te acompaña en la espera. 

vino tinto diaples 2022

DIAPLES TINTO 2.022

NOTA DE CATA:

Un vino tinto fresco, liviano y suave. Muy equilibrado. Sotobosque, fruta roja crujiente y fruta negra chispeante.

Textura cristalina y crujiente, con final goloso. Recuerdos a golosina.  

Largo y directo.

Un tinto versátil y gastronómico

Un vino que representa la historia de nuestra tierra.

Recuerda a como se hacía el vino aquí, a las personas, la cultura y a la tradición casi perdida.  

Un vino auténtico.

DATOS:

CEPAS: Multitud de variedades. Algunas conocidas otras no. Hemos identificado Garnacha tinta, Moristel, Parrel Verdal y Parraleta.

ALTURA: 600msnm

VINFICACIÓN: Cofermentación de variedades, con levaduras autóctonas en depósito de hormigón. Tras la fermentación, el mismo depósito se rellenó con otro más pequeño del mismo paraje, y una vez lleno hasta arriba, se selló y mantuvo en contacto con sus pieles y raspones durante 55 días.

Descubado a barrica de 600L de cuarto uso. Tras 5 meses, crianza en hormigón 6 meses más.

Si reservas tu botella ahora, por la espera, te enviamos un audio con la entrevista que Nico a hace a Andrés Aniés un domingo por la tarde en su cocina.

Andrés tiene 90 años. En el audio habla sobre su pasado. 

La guerra, la viña y la familia.

Un audio que te acompaña en la espera.